¿Qué es y cómo funciona el Dropshipping?

plan mejora eldiariomontanes

El comercio electrónico es cada vez más y más fuerte. Tanto en España como a nivel global, si quieres vender productos ya sean digitales o físicos, Internet es un medio que no debes olvidar. De hecho, sería recomendable que fuese una vía de comercialización esencial en tu estrategia de marketing y ventas ya que es una gran ventana de oportunidades para hacer negocios y ganar dinero.

Además del comercio electrónico habitual, existen opciones menos convencionales y conocidas para hacer uso de esta gran herramienta para multiplicar tus ventas. Un recurso  bastante empleado últimamente por gran cantidad de empresas y pequeños negocios para vender al por menor a través de Internet es el «dropshipping» que consiste en vender productos desde tu tienda online, pero sin disponer de los productos físicos en stock.

El mayorista se encarga de preparar los pedidos y enviarlos al cliente final, y el empresario proveedor de dichos productos solo debe que preocuparse de la parte comercial: conseguir clientes y fidelizarlos. El proceso funciona así: Un emprendedor desea vender productos como minorista y crea un sitio web desde donde publica sus productos y sus clientes pueden hacer pedidos y pagar por ellos.

Se informa al fabricante de los pedidos y él se encarga directamente de gestionar el envío en su totalidad.

De este modo conseguimos que si vendes productos físicos, no sea  necesario comprar o alquilar un espacio para almacenarlos,  ya que la propia plataforma de venta se ocupa de ello, reduciendo los gastos considerablemente. Al simplificar el proceso te liberas de una gran carga de tareas que requiere de muchas horas de trabajo y gestión. Las propias plataformas de venta (o el dropshipper) son quienes se encargan de la gestión del stock, los envíos, embalaje o las devoluciones entre otros.

Además de esto,  trabajar con una empresa de dropshipping o una plataforma de venta, tiene otras ventajas como simplificar al máximo las gestiones de facturación, ya que mientras ellos facturan a cada cliente, tú solo facturas a las plataformas. Esto hace que todo el proceso sea mucho más cómodo, sencillo y en ocasiones eficaz, logrando que muchos pequeños negocios puedan hacerse sitio en Internet y que reactiven o incrementen su actividad de manera realmente positiva.

2020 © El Diario Montañés. Todos los derechos reservados. | Condiciones de uso | Política de privacidad | Política de cookies